Juegos de pareja – El secuestro

secuestro de pareja

¿Queréis un juego diferente para salir de la rutina? Secuestra a tu pareja. Has leído bien, no todo secuestro tiene que ser algo negativo. Te explicamos cómo hacerlo para que tu pareja disfrute de este divertido juego.

IDEA: Secuestra a tu pareja vendándola y llevándola al lugar donde tienes algo romántico planeado para que hagáis juntos.

CÓMO: sigue estos pasos para llevar a cabo la idea:

  1. Enviar nota. Envía una nota, mensaje o carta corto al trabajo de tu pareja, a su casa o donde se encuentre habitualmente. A poder ser que sea un día en el que piense que no os vais a poder ver por algún motivo. Tienes que escribir la nota como si fueses alguien anónimo sin que sospeche que eres tú el que se la envía. Él contenido del mensaje os lo podéis inventar pero de lo que se trata es de crear suspense para lo que vais a hacer luego. Podríais poner algo asi como “Un día ordinario como éste puede llegar a convertirse en algo extraordinario, estáte alerta.” Podéis escribirlo con letras recortadas del periódico y pegadas en un papel en blanco como hacen en algunas películas.
  2. Píllale por sorpresa. Cuando esté finalizando su turno de trabajo acércate por detrás sin que se de cuenta y tápale los ojos por sorpresa con un pañuelo de seda.  Para que no se lleve un buen susto es mejor que lo hagáis en un ambiente donde esté rodeado de gente, no en plena calle. Por ejemplo cuando esté finalizando su trabajo puedes entrar en la oficina antes de que salga y hacérselo. De esta manera pensará que es alguien de su trabajo y no se asustará tanto.
  3. Dile algo cariñoso al oído. Una vez que ya le has pillado por detrás y le has tapado los ojos, dile algo cariñoso al oído para que sepa que eres tú. Termina de vendarle los ojos y es ahora cuando tienes que comentarle que va a vivir su secuestro particular y que no puede hacer nada para escapar. Puedes inventarte un motivo original para el secuestro.
  4. Llévale al lugar planeado. Ya tenéis al rehén en vuestras manos y ahora hay un montón de posibilidades. Puedes llevarle con los ojos vendados (importante que no se quite el pañuelo hasta el final) a algún lugar románico en el que hayas preparado álgo como una cena, un picnic u otra cosa que se te haya ocurrido. Independientemente del lugar o lo que hayáis elegido vuestra pareja tendrá que pagar un rescate que vosotros hayáis establecido si quiere ser liberada. Seguro que se os ocurre algo gracioso como una prueba, que os cante una canción, que os baile algo, etc.

¡Que tengáis un buen secuestro!

¿Te ha gustado y quieres seguir recibiendo noticias nuestras?

Apúntate al boletín y recibirás cada semana ideas, consejos y contenidos exclusivos. Además te regalamos mini-curso "5 claves para tu relación de pareja".

Samuel

Nací en España en 1986. Ingeniero de telecomunicaciones y músico. Me encanta el mundo de las tecnologías, viajar y el séptimo arte, pero mis verdaderas pasiones son Dios, mi esposa y mi hija.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Si continuas usando esta web, aceptas el uso de las cookies. Más Información

La configuración en esta web permite las cookies para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continuas utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o haciendo clic en "Aceptar" abajo, estás aceptando esto.

Cerrar