Porno Emocional

porno emocional

Me sorprende que a la gente ni siquiera se les pase por la cabeza el concepto de porno emocional. No se si nunca lo has llegado a pensar pero déjame aclarate a lo que me refiero.

Hay varios programas en la televisión del tipo “Mujeres y hombres y viceversa” en el que un hombre o una mujer tiene que elegir una/un posible candidata/o para que sea su pareja, novia/novia o esposa/esposo. Él o ella tienen que pasar tiempo seduciendo al otro, mostrarse románticos, planificar citas y muchas veces unirse emocionalmente de alguna manera mientras decide quien será el amor de su vida (normalmente después de haber estado con una diferente la noche anterior y haber dicho que era amor verdadero, ¿verdad?)

Cuando me preguntan mi opinión sobre este tipo de entretenimiento ya sean programas de televisión o libros, mi respuesta es ésta: porno emocional.

Te preguntarás: ¿Qué es eso de porno emocional? Para saber lo que quiero decir con esto primero echemos un vistazo al concepto de pornografía sexual y sus efectos negativos:

La pornografía sexual se define como practicar actos sexuales fuera de su contexto apropiado y mostrarlos de una manera irreal para satisfacer un placer egoísta. Implica la creación de un individuo que vive dentro de las paredes de la fantasía, que se excita con las personas, situaciones y cosas que realmente no existen. Fusiona la respuesta física de una persona con expectativas irreales, envenenando así la mente y el corazón.

Al igual que la pornografía sexual puede impactar en nuestra vida, la pornografía emocional también lo puede hacer en nuestro mundo emocional.

¿Qué pasaría si lo que vemos alimentase nuestro corazón con mentiras y expectativas irreales que nos hagan vivir en un mundo de fantasía? ¿Qué pasaría si las películas, los libros y los programas de televisión que estamos viendo estuvieran causando que nos excitasemos emocionalmente por personas, situaciones y cosas que realmente no existen? ¿Qué pasaría si estuviésemos creando expectativas sobre el amor y el romance irreales y que no son saludables?

Quizás es tiempo de reconsiderar las cosas que estamos dejando que entren en nuestra mente y están influenciando nuestros corazones. Quizás es tiempo de hacer un inventario de las cosas que estamos absorviendo y están apagando nuestras vidas.

Lo más peligroso de ambas pornografías es que cuando vivimos entre los muros de la fantasía estamos predipuestos a fallar en nuestra realidad. Empezamos a redefinir nuestros estándares del amor y del afecto por la vara de medir de la lujuria y el placer. Comenzamos a colocar expectativas irreales y no saludables en nosotros y en nuestras pareja y poco a poco nos hundimos en la boca del desánimo y en la de no estar contentos con la realidad que vivimos.

Es como intentar disfrutar de una pieza de fruta después de devorar un puñado de caramelos. De repente lo que solía ser dulce pierde toda su dulzura. Lo que solía ser gratificante pierde toda su habilidad de satisfacer. El mundo natural comienza a perder su encanto y finalmente nunca puedes vivir en abundancia en el mundo de la fantasía. La realidad siempre ganará.

Fuiste creado para disfrutar de los placeres emocionales y sexuales en el contexto de la vida real y entre las paredes de las relaciones reales. No adormezcas tus sentidos dados por Dios al ceder a los placeres momentáneos. Fuiste creado para mucho más que eso.

¿Te ha gustado y quieres seguir recibiendo noticias nuestras?

Apúntate al boletín y recibirás cada semana ideas, consejos y contenidos exclusivos. Además te regalamos mini-curso "5 claves para tu relación de pareja".

Samuel

Nací en España en 1986. Ingeniero de telecomunicaciones y músico. Me encanta el mundo de las tecnologías, viajar y el séptimo arte, pero mis verdaderas pasiones son Dios, mi esposa y mi hija.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Si continuas usando esta web, aceptas el uso de las cookies. Más Información

La configuración en esta web permite las cookies para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continuas utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o haciendo clic en "Aceptar" abajo, estás aceptando esto.

Cerrar